La reintroducción de fauna en Iberá se enmarca dentro del mundo de la conservación de naturaleza bajo el término de reasilvestramiento o rewilding. El mismo consiste en recuperar la integridad de un ecosistema trayendo de vuelta a las especies que lo habitaron originalmente y que cumplen roles fundamentales. Gracias a la ayuda del gobierno correntino, de otros gobiernos provinciales, del gobierno nacional, de ONGs, zoológicos y centros de rescate, científicos, donantes nacionales y extranjeros, y decenas de ciudadanos, actualmente hay mas de 100 animales de tres especies –oso hormiguero, venado de las pampas y pecarí de collar– que están volviendo a habitar en zonas donde hacía décadas que habían sido extirpados. Se trabaja para reintroducir el guacamayo rojo en la zona norte de Iberá. La primera pareja de yaguaretés ya está en la provincia, lista para iniciar el programa de cría en Iberá. Este Programa de Recuperación de Fauna ha devuelto “vida” al Iberá y lo seguirá haciendo. Con el restablecimiento del equilibrio natural, los beneficios para la ecología y para las economías locales se van a hacer notar.

 

Oso hormiguero gigante (Myrmecophaga tridactila)
Monumento Natural de la Provincia de Corrientes

 

Después de 10 años desde el inicio del proyecto en 2007, se han rescatado más de 100 osos hormigueros huérfanos de distintas provincias del norte argentino. La primera población establecida en la Reserva Rincón del Socorro a partir de la liberación de 32 ejemplares, cuenta hoy con más de 80 osos viviendo en libertad, incluyendo hijos y nietos de los primeros osos reintroducidos. En 2013, se fundó una segunda población en la reserva San Alonso, con la liberación de 23 ejemplares y con el nacimiento registrado de 16 crías. En 2018 se comenzó a fundar una tercera población en Iberá, en la reserva Carambola, con tres ejemplares liberados, a los que se les sumarán más animales para reforzar esta población incipiente. Como resultado, se estima que más de 100 osos hormigueros, distribuidos en tres poblaciones, viven actualmente en el Iberá.

1/1

 

Venado de las pampas (Ozotoceros bezoarticus)
Monumento Natural de la Provincia de Corrientes

El vertiginoso proceso de transformación de su hábitat natural en campos ganaderos y de cultivo ha dejado a la especie prácticamente sin un lugar donde vivir. Se estima quedan unos 2.000 ejemplares repartidos en cuatro poblaciones situadas en las provincias de Buenos Aires, San Luis, Corrientes y Santa Fé. La población de Corrientes es probablemente la mayor de todo el país. La especie en la provincia ha sido declarada Monumento Natural Correntino, lo que implica tanto su protección como la de su hábitat. Una nueva población de venado de las pampas (la quinta del país) se ha establecido en la reserva de San Alonso de 10.000 hectáreas, situada en el núcleo de la Reserva Natural Iberá. Esta población consiste en alrededor de 100-120 individuos, con el nacimiento confirmado en estado salvaje de unas 100 crías. En 2015 se inició una nueva población en la Reserva Rincón del Socorro, adyacente al pueblo de Carlos Pellegrini. Esta población cuenta con 22 individuos, incluidas seis crías nacidas en la reserva. Se espera que más ejemplares sean trasladados pronto a la reserva para reforzar esta población incipiente.

1/1

 

Pecarí de collar (Pecari tajacu)

Los pecaríes son los chanchos silvestres nativos de América. Hay tres especies y todas están presentes en Argentina. El pecarí de collar es la especie más pequeña, vive en grupos que varían entre 5 a 15 ejemplares. 

Pecaríes donados por instituciones de otras provincias como Tucumán, Salta, La Rioja, Córdoba y Mendoza han sido liberados en la Reserva Rincón del Socorro, adyacente al pueblo de Carlos Pellegrini. Alrededor de 50 animales viven libremente en la reserva, incluyendo seis crías nacidas en libertad. Una segunda población fue establecida en la reserva San Alonso, donde actualmente viven unos 38 ejemplares, incluyendo dos crías nacidas en la reserva. Se espera comenzar con un tercer núcleo poblacional en la reserva San Nicolás durante este año. El proyecto cuenta con la asesoría regular de los coordinadores del grupo de especialistas de la UICN en pecaríes.

1/1

 

Guacamayo rojo (Ara chloropterus)

Habitaron los campos con isletas de selva, palmares y las selvas en galería en las provincias de Corrientes, Formosa, Chaco, Santa Fé, Misiones y Entre Ríos. Aún cuando en muchos zoológicos del país se exhiben ejemplares de guacamayo rojo, esta especie se encuentra extinta en Argentina desde hace aproximadamente 200 años. La Reserva Natural Iberá representa una oportunidad única para recuperar la presencia de esta auténtica “joya del aire” en nuestro país, ya que cuenta con una gran extensión de hábitat protegido con islas de bosque que permitirían albergar una población estable. Individuos provenientes de zoos, parques ecológicos y centros de cría de todo el país son trasladados hacia el Complejo Ecológico Aguará en la provincia de Corrientes, donde se consolidan los grupos de individuos y se les practican chequeos sanitarios. Antes de su liberación pasan varias semanas en un aviario de aclimatación en la zona de Cambyretá, al sur de Ituzaingó donde aprenden a alimentarse de frutas nativas y otras habilidades para su reinserción en la naturaleza.  

1/1

 

Aguará guazú (Chrysocyon brachyurus)

Monumento Natural de la Provincia de Corrientes

 

Este cánido habita en bajas densidades en los pastizales altos y a menudo inundados. En Argentina se distribuye en Corrientes, Formosa, Chaco, norte de Santa Fe y Córdoba, este de Santiago del Estero y sur de Misiones. Durante mucho tiempo se creyó que el aguará atacaba el ganado y circula la leyenda del lobizón de la cual, desgraciadamente, es protagonista, así la caza por parte de los productores y pobladores ha sido la causa  que lo ha llevado al borde de la extinción. Se suman la pérdida de hábitat natural por el avance de la frontera agropecuaria y el atropellamiento en rutas. En la provincia de Corrientes, sin embargo, se ha observado una lenta recuperación del número de individuos. Según los relatos, el aguará, había desaparecido de la Ea. San Alonso, ubicada en el corazón de los esteros, después de la inundación del 98. En el año 2011 se obtuvo la primera fotografía de un aguará tomada con una cámara trampa. En febrero de 2014 se liberó en San Alonso una hembra que fue rescatada de un barrio de la capital correntina y desde entonces han sido liberados otros dos individuos, un macho y otra hembra. Los tres son monitoreados y se hallan en perfectas condiciones, con amplias áreas de campeo.

1/1

 

El tapir (Tapirus terrestris)

Es el mamífero terrestre más grande de Sudamérica. Seis tapires viven actualmente en la Reserva Rincón de Socorro, incluyendo dos crías nacidas en libertad. Los animales reintroducidos fueron donados por la Estación de Fauna Autóctona de Salta, la Reserva Horco Molle de Tucumán y el Zoo de Mendoza. En Junio de 2017, nació una cría en Socorro, convirtiéndose en el primer tapir nacido en la provincia después de casi 60 años de ausencia. Un año más tarde, en Junio de 2018, una segunda hembra dio a luz a otra cría. Nuevos ejemplares serán reintroducidos pronto en la reserva, para reforzar esta primera población establecida.

1/1

 

Yaguareté  (Panthera onca)

Monumento Natural de la Provincia de Corrientes

Es el mayor felino de América. Se distribuía por todo el centro y norte argentino hasta el río Colorado en la Patagonia. Hoy solo quedan 200 ejemplares repartidos en tres poblaciones separadas en ecosistemas boscosos del norte argentino. Todas se enfrentan al grave peligro de desaparecer. En Corrientes dejaron de verse yaguaretés a mediados del siglo pasado. Trabajos de investigación demostraron que existe una disponibilidad de hábitat para la especie en Iberá y que hay un alto nivel de apoyo por parte de los correntinos hacia el retorno de la especie.  El “Proyecto Yaguareté: cría, educación y turismo en la Reserva Natural Iberá” ha sido aprobado por las autoridades de Corrientes y las autoridades de la Secretaría de Ambiente de la Nación aprobaron el funcionamiento del Centro de Reintroducción de Yaguareté (CRY) en la Isla San Alonso. El objetivo del proyecto es generar el conocimiento práctico que permita criar yaguaretés en condiciones controladas en un área remota de Iberá (Reserva San Alonso).

El miércoles 6 de junio de 2018 nacieron los primeros dos cachorros de yaguareté en el Centro de Reintroducción de esta especie, en la isla de San Alonso, Parque Nacional Iberá.
Nacieron Arami y Mbarete, los primeros yaguaretés de origen correntino tras décadas de ausencia en la región.

El objetivo de este proyecto de reintroducción es que estos cachorros aprendan a vivir en libertad en la isla, dentro de un ecosistema que forma parte del Parque Nacional Iberá. 

El yaguareté no sólo es una especie esencial para mantener la salud y la integridad de los ecosistemas silvestres, sino que también tiene el potencial de convertirse en un atractivo de primer orden para los turistas que visitan Corrientes en busca de su fauna silvestre y paisajes naturales.

1/1

 

El muitú (Crax fasciolata)

Es un ave de gran tamaño, endémica de los bosques húmedos de la región Neotropical. Se registraron por última vez en la provincia de Corrientes en la década de 1980. Actualmente se está conversando con posibles donantes de individuos y se están tramitando las autorizaciones necesarias para el regreso de la especie a Iberá.

1/1